Páginas vistas en total

sábado, 23 de abril de 2016

De Praga a Bozoum





De Praga a Bozoum
El viernes 15 de abril acabó el encuentro sobre la República de Centro África en Bruselas, con los empleados de las Naciones Europeas y de la ONU.
Al día siguiente fui a Praga. El aeropuerto de Bruselas, después de los ataques de las últimas semanas, está lleno de soldados y policías... Muchos controles, y también mucha tensión... como en el resto de la ciudad. Hay una atmósfera muy tensa en todas partes...
A Praga fui para reunirme con los amigos de SIRIRI. ORG y con los padres de nuestra comunidad.
Con los amigos de SIRIRI hablamos de los proyectos comunes (sanidad y educación en particular). Por la tarde estuve trabajando con Karol Böhm, arquitecto que ha proyectado el Liceo de San Agustín de Bozoum y el vestíbulo. Hablamos del gran proyecto del  Carmelo de Bangui: la construcción de un nuevo convento, una iglesia, un centro apostólico y, quizá, un monasterio para las carmelitas...
Por la tarde-noche estuve con mis hermanos carmelitas en Praga. En la iglesia se encuentra la estatua del Niño Jesús. Está vestido de blanco, por ser tiempo pascual. Pasé un rato a sus pies y le encomendé Centro África y, de modo especial, a nuestras comunidades de Baoro, Bozoum, Yolé, San Elías y Bangui.
El domingo lo proveché para visitar esta bellísima ciudad, así como para pasar unos buenos ratos con los amigos.
El lunes salí para Bruselas, y por la tarde estaba en París, donde pasé la noche para marchar el martes a Bangui.
El miércoles por la mañana estaba de nuevo en el aeropuerto de Bangui, para recoger a Ludmila y Vojtech, de la asociación SIRIRI.ORG. Estoy aquí para vigilar los proyectos, en particular el proyecto "Estudiar jugando". Se trata de un proyecto muy interesante que quiere ayudar a los estudiantes a entrar en la escuela mediante el aprendizaje del sango, la lengua nacional, en un ambiente más bello y más "divertido".
El jueves marchamos finalmente para Bozoum. Encontramos dieciséis barreras de la policía, gendarmería y del ejército... y cinco de peaje. A pesar de los temores, pasé sin problema alguno...
Llegamos a Bozoum a las 12: justo a tiempo para alegrar nuestra visto con la riada de alumnos que salían de la escuela. Todos los días, aquí en la Misión, hay más de 1200 niños (entre escuela maternal, escuela elemental, media y liceo) que vienen a la escuela.



Praga
Prague




Bruxelles, la cathédrale


Bossemptele

Bozoum



No hay comentarios:

Publicar un comentario