Páginas vistas en total

sábado, 12 de octubre de 2013

Habladurías y hechos






En estos días se ha hablado un poco más de la cuenta de Centro África. En la ONU ha habido discusiones antes de la Asamblea General, y en el Consejo de Seguridad, que ha votado por unanimidad una resolución que permitirá una intervención de una fuerza multinacional y, después, quizás de los Cascos Azules. Se necesitará tiempo antes de que todo esté operativo, pero ya es algo...

La situación cada día se hace más difícil: en estos días ha habido ataques continuos en un poblado, Garga, que se encuentar a 150 km de Bozoum. En este centro hay minas de oro, y los rebeldes de la Séléka se encuentran allí desde hace meses, con sus acciones violentas, hurtos y saqueos.  Agotados por esta larga historia de abusos, algunos han reaccionado matando a algunos musulmanes y a algunos rebeldes. La reacción por parte de los rebeldes ha sido inmediata, con el asesinato de decenas de personas...

En muchas zonas de Centro África la tensión está subiendo, precisamente como reacción a este ciclo infernal e infinito de violencias por parte de los rebeldes. Y aumentan también las tensiones entre musulmanes y cristianos.

Precisamente en estos días se ha anunciado un nuevo decreto que prevé la institución de comandantes militares en las doce prefecturas. Lo que parecería una elección importante, corre el peligro de ser, por otra parte, un enésimo problema: sobre veinticuatro jefes (un jefe y un vice para las doce prefecturas), los militares son solamente ocho, y solo en la prefectura de Mbomou el militar es también el jefe. En los otros siete casos el militar es vice de una Séléka...  es difícil creer que un militar de carrera obedezca a un "civil"... Además, sobre veinticuatro jefes y vicejefes los nombres más o menos cristianos son solo seis,. y quizás en ningún caso los seis son cristianos... Todos los demás son nombres árabes. El problema no es el islam, como esta gente (en gran parte proveniente de Chad y de Sudán) que se hecho culpable de una liesta demasiada larga de crímenes...

El viernes estuve en Herba, un poblado en el que los rebeldes han asesinado a dos personas, herido a otras dos y quemado más de doscientas casas, tras un litigio entre rebeldes y  un joven del poblado.

Las casas quemadas se están cayendo a causa de los lluvias. Antes de aplicar el fuego los rebeldes han pasado casa por casa para robar. Han robado también dos motos y quemado un coche. Y saqueado el pequeño dispensario. Muchos viven escondidos, y apenas oyen el ruido de una moto o de un coche escapan. ¡Esperamos que se haga algo rápidamente!

¡Pero también hay buenas noticias! En estos días estamos preparando la reapertura de las escuelas públicas, al menos en la ciudad de Bozoum, echando una mano a los maestros (a los que el Estado no paga desde hace más de tres meses). De este modo, unos seis mil niños podrán retornar a la escuela, gracias a una financiación de la República Checa. ¡Ante la cara de los rebeldes!












No hay comentarios:

Publicar un comentario