Páginas vistas en total

sábado, 23 de mayo de 2015

Sal y aceite...





Sal y aceite...
En estas semanas nos estamos acercando al final de los cursos de catecismo para los niños, jóvenes y adultos. El catecismo para los niños está dividido en cinco años, con el bautismo en el cuarto y la confirmación en el quinto.
Pero todos los años de catecismo está señalado por una pequeña señal. El primer año es una medalla, el segundo la sal (que en los ritos prebautismales se refiere al "gusto" de vivir en Cristo), el tercero el aceite de los catecúmenos. Y en estos domingos, después de un pequeño examen de revisión, los candidatos reciben uno de estas señales. El domingo 17 de mayo era el INGO (sal, en sango).
El lunes marché a Bouar, y el martes tuvimos una gran reunión con las doce parroquias de la diócesis para la Comisión "Justicia y Paz". Hacía casi tres años que no habíamos podido reunirnos, y ha sido muy interesante intercambiar las informaciones, pero también las experiencias y las luchas que regularmente llevamos a cabo por la Justicia y por la Paz.
El día siguiente me quedé en Bouar para comenzar un taller de Cáritas, con CRS (Cáritas de los Estados Unidos de América), para comenzar el proyecto de las comunidades de Ahorro y Crédito Interno, que ayudará a muchas personas a mejorar el ahorro y a obtener préstamos.
El jueves por la tarde estaba en reunión con el responsable de los seminarios de Bouar (carmelitas, capuchinos y diocesanos). Más de doscientos chicos (desde el final de las Escuelas Elementares hasta el Liceo) son acogidos, educados y se les da formación. Un gran trabajo educativo. Algunos llegarán a ser religiosos y sacerdotes y otros no. Pero todos tienen la posibilidad de vivir una fuerte experiencia religiosa y humana.
^pr fin, el viernes vuelvo a Bozoum, donde me encuentro con una hermosa noticia: ¡la antena para la Radio! Será una radio que transmitirá desde la parroquia de Bozoum. En las próximas semanas los trabajos para instalarla irán adelante, y esperamos comenzar a emitir a finales de junio.
Mañana, domingo 24 de mayo, saludaremos a sor Graziana que, después de veintiocho años en África, marcha definitivamente para Italia. Por desgracia, dentro de algunos meses, las demás hermanas franciscanas nos dejarán. Pero en agosto llegarán las Hermanas de la Misericordia, que de esta manera asegurarán la continuidad y el toque femenino, que en la vida y en la parroquia logra el buen perfume de ternura y misericordia.







Suor Solange (voce) e suor Chiara (chitarra)

Suor Graziana



No hay comentarios:

Publicar un comentario