Páginas vistas en total

lunes, 30 de junio de 2014

Balón, niños y Bautismos








Balón, niños y bautismos
El lunes reemprendí el camino de vuelta, y el martes llegué a Bangui, sobrevolando las zonas más devastadas de la capital, con una vista terrible sobre centenares y centenares de casas destruidas.
Como (NO) soy un gran tifoso, al volver a entrar en Bangui el martes, sentí curiosidad, viendo una pancarta que anunciaba un partido de la Copa  del Mundo, precisamente dentro del campo de los refugiados del Carmel. Entre las tiendas que dan un frágil y precario refugio a unas seis mil personas, alguien había puesto un antena parabólica, una televisión y un grupo electrógeno y se ha organizado para ofrecer este servicio...
El miércoles, siempre en Bangui, bajé a la ciudad para reunirme con algunas personas, junto con Mauricio Dischino y Carlos Petruzzielo, periodista y cameraman de TV2000, la televisión católica italiana, que están aquí por una semana. En la escuela abierta de la Asociación "Amigos por Centro África", encontré a Mónica, una voluntaria italiana, y a las hermanas de Madagascar, que me habían pedido que bendijera una imagen del Niño Jesús. Rodeado por algunos centenares de niños, explico el sentido de esta estatua, y rezamos por todos los niños y por la paz en Centro África.
La carretera desde Bangui a Bozoum es siempre una aventura. Cruzamos nueve barreras de los antibalaka, siete barreras las tienen los militares regulares, una columna militar, un convoy de unos cuatrocientos camiones que está bajando hacia la capital, bajo escolta...
Aquí en Bozoum damos una vuelta sobre las iniciativas y la ciudad junto con Mauricio y Carlos de TV2000 (que en estos días, en el telediario de las 18'30, transmiten sus bellos reportajes de Centro África). Volviendo a los barrios, quedé impresionado por la destrucción que ha habido.
Y hoy, domingo 29 de junio, fiesta grandísima por la celebración de ciento quince bautizos, una docena de primeras comuniones y un matrimonio. La iglesia vibra de oración, colores, cantos y danzas...
¡A pesar de todo! 









No hay comentarios:

Publicar un comentario