Páginas vistas en total

domingo, 17 de marzo de 2019

8 de marzo





8 de marzo

Como un poco en todo el mundo. también en Centro África, por el 8 de marzo. se han multiplicado las iniciativas para poner en evidencia la figura de la mujer
Juan Pablo II escribía:  La Iglesia desea dar gracias a la Santísima Trinidad por el «misterio de la mujer» y por cada mujer, por lo que constituye la medida eterna de su dignidad femenina, por las «maravillas de Dios», que en la historia de la humanidad se han cumplido en ella y por medio de ella. En definitiva, ¿no se ha obrado en ella y por medio de ella lo más grande que existe en la historia del hombre sobre la tierra, es decir, el acontecimiento de que Dios mismo se ha hecho hombre?
La Iglesia, por consiguiente, da gracias por todas las mujeres y por cada una: por las madres, las hermanas, las esposas; por las mujeres consagradas a Dios en la virginidad; por las mujeres dedicadas a tantos y tantos seres humanos que esperan el amor gratuito de otra persona; por las mujeres que velan por el ser humano en la familia, la cual es el signo fundamental de la comunidad humana; por las mujeres que trabajan profesionalmente, mujeres cargadas a veces con una gran responsabilidad social; por las mujeres «perfectas» y por las mujeres «débiles». Por todas ellas, tal como salieron del corazón de Dios en toda la belleza y riqueza de su femineidad, tal como han sido abrazadas por su amor eterno; tal como, junto con los hombres, peregrinan en esta tierra que es «la patria» de la familia humana, que a veces se transforma en «un valle de lágrimas». Tal como asumen, juntamente con el hombre, la responsabilidad común por el destino de la humanidad, en las necesidades de cada día y según aquel destino definitivo que los seres humanos tienen en Dios mismo, en el seno de la Trinidad inefable.
La Iglesia expresa su agradecimiento por todas las manifestaciones del «genio» femenino aparecidas a lo largo de la historia, en medio de los pueblos y de las naciones; da gracias por todos los carismas que el Espíritu Santo otorga a las mujeres en la historia del Pueblo de Dios, por todas las victorias que debe a su fe, esperanza y caridad; manifiesta su gratitud por todos los frutos de santidad femenina.
En Centro África la vida de las mujeres no es fácil. Es ella quien, con frecuencia, lleva gran parte del peso de la vida, de la familia, del futuro. Aunque no le restan espacios y posibilidades.
Con las chicas de nuestro Liceo San Agustín, desde hace ya algunos años, el 8 de marzo se ha convertido, además de un momento de fiesta, un espacio de reflexión (para ellos y los chicos), y de expresión (danzas, skecths, juegos...), gracias a la ayuda de los profesores y, en particular, de sor Anita, la vicepresidenta.
Y desde la otra parte del mundo, desde Cuneo, también llega una bonita iniciativa: una empresa de viveros para flores( Roagna Garden) y el bar Baramò ofrecen una prímula, cuya recaudación se destina a las bolsas de estudio para las chicas "mejores alumnas", a fin de año.
Y el 8 de marzo es la fiesta de la madre de Donald: tiene diez hijos, de los que siete ya son adultos e independientes. Es ella la que se preocupa de construir la casa para los hijos que están con ella, a fin de darles su autonomía y futuro. Me lo dice ella y me ha impresionado por tanto amor y empuje.


















viernes, 8 de marzo de 2019

ceniza y Cenizas

 





ceniza y Cenizas
Entre finales de enero y principios de febrero de 2019 los movimientos rebeldes (14), el gobierno centroafricano y la comunidad internacional se reunieron en Jartum, en Sudán, para encontrar un (el enésimo) acuerdo. En estos últimos cinco años los Acuerdos (firmados solemnemente y solemnemente rechazados) al menos han sido ocho, y este último corre el peligro de tener el mismo fin.
Los Acuerdos de Jartum presentan un buen análisis de la situación y de los problemas que han llevado a Centro África al desastre: corrupción, centralización, mala gestión y mala distribución del poder... Pero la aplicación de este y de muchos otros puntos (bastante confusos) ha constituido rápidamente un problema. Los Acuerdos prevén un gobierno que incluya asimismo a los representantes de los grupos armados (¿por qué?) y el domingo se anunció el nuevo gobierno. Veintiuno de los treinta y seis ministros han sido confirmados (a la cara de la novedad), y los movimientos rebeldes están representados, pero no lo bastante (según estos últimos).
Ya el domingo algunos grupos se habían desvinculado y otros han seguido, exigiendo del gobierno más puestos y una nueva lista de ministros. Algunos grupos lo han aprovechado para recuperar terreno (como al norte, en Bocaranga, Ndim, Koui y Ngaundaye, donde ha habido muertos, y el bloque de acceso a los organismos humanitarios). En otra parte, en Baboua, hacia la frontera con Camerún, el grupo rebelde FDPC (Frente Democrático del Pueblo Centroafricano), ha bloqueado la carretera, y secuestrado a algunos viajeros (entre ellos Fabricio, alumno de nuestro Liceo San Agustín, que va a la Universidad en Bertoua en Camerún). Fueron llevados a la sabana, robados y solo tres días después, y gracias a la intervención de los Cascos Azules de la Minusca, fueron puestos en libertad... Este es el relato:

"Para ganar un poco de tiempo, salinos de Bouar el domingo después de comer, a fin de llegar a la frontera por la tarde. Lástima que, una vez llegado al poblado de Zoukoumbo, nuestro autobús fuera detenido por hombres armados del FDPC, que se manifiestan en contra del gobierno recién formado.
Después de habernos amenazado, los rebeldes nos despojaron de todo cosa de valor y del dinero (unos 15.000 euros).
Éramos 25, y hemos estado como prisioneros suyos dos días y dos noches, en condiciones muy malas.
No han sido muy crueles (aparte de un comerciante que se lamentaba del dinero robado, al que pusieron aparte y no lo hemos vuelto a ver).
Finalmente, fuimos liberados el martes por la mañana, con la mediación hecha por la MINUSCA y las autoridades".

Veremos en los próximos días cómo ira la cosa.
Aquí, como en todo el mundo católico, el miércoles hemos comenzado el camino de la Cuaresma, un período de cuarenta días de preparación a la Pascua. Un tiempo nacido para la preparación de los candidatos al bautismo (los catecúmenos), que en Pascua recibirán el sacramento. Aquí nos consideramos bendecidos y afortunados, porque todos los años, en Pascua, tenemos la gracia de celebrar bautismos de chicos, chicas, jóvenes y adultos.
Un tiempo de compromiso, que nace de la certeza y de la alegría de sabernos amados de Dios de un modo único e infinito.
El miércoles subimos a una colina (llamada con un poco de arrogancia "Monte Binon") donde celebramos la eucaristía e impusimos la ceniza (signo y símbolo de la conversión). Muchos se quedaron en el monte durante todo el día, rezando y meditando.
Y hoy, jueves, reemprendemos la escuela con la "Semana cultural": un par de días de manifestaciones culturales por nuestros los alumnos del Liceo San Agustín, con competiciones, sketch, cantos y danzas.
Suerte a todas las mujeres.
!


Lavori sul tetto della Chiesa di Bozoum
POse des toles sur l'église de Bozoum

La vecchia scuola di Dayanga
la vieille école de Dayanga


Cappella e nuova scuola (in costruzione) a Dayanga
La chapelle et la nouvelle école (en construction) à Dayanga



Salita al Monte Binon
Montée au Mont Binon

 


Attività culturali al St Augustin
Journées culturelles à St Augustin

















viernes, 1 de marzo de 2019

Una semana normal





Una semana normal
Y finalmente, después de la Feria y los viajes, disfruto de una semana tranquila.
El domingo 24 de febrero, al fin de la misa solemne, unos cincuenta jóvenes, chicos y chicas, pronunciaron su promesa Scout. Fue un momento bonito de fiesta, pero especialmente de compromiso. Rogamos con ellos para que sean fuertes en la vida.
Después de la mis, estuve con ellos, en la plaza, a pleno sol. Estamos en la estación seca, y el clima es muy seco y muy caluroso.
Pero el domingo por la noche hay un bonita sorpresa: llueve. Es algo bastante raro, en febrero. La última vez que llovió fue a finales de octubre, y normalmente la estación de las lluvias no comienza antes de abril o mayo.
Llovió mucho durante una parte de la noche, y durante toda la mañana, refrescando la ciudad, y quitando un poco del polvo de la atmósfera.
Naturalmente… el lunes tenía programado abrir nuestra iglesia, para cambiar las chapas, y debíamos haberlo pospuesto para al día siguiente. Las antiguas chapas (de hierro galvanizado, muy pesadas y oxidadas) serán sustituidas por las nuevas, más ligeras, de aluminio.
El trabajo continúa, y la vida camina adelante. 














sábado, 23 de febrero de 2019

Desde la India a Centro África



Couroupita guianensis


Desde la India a Centro África
Ya estoy de regreso en Bozoum, después de un largo viaje.
El sábado pasado, 16 de febrero, era la fiesta por el 50º aniversario de la profesión religiosas de 32 hermanas, entre ella sor Payton (enfermera, que ha trabajado con nosotros en Bouar durante 25 años). Hubo una misa solemne, en la participamos unas 3000 personas, entre ellas las familias de las festejadas. Siguió la comida (para todos los presentes), que fue delicioso, pero sencillo y rápido.
Por la tarde seguimos a sor Isabel, otra hermana que trabaja en Centro África, en Niem. Visitamos a su familia, pero también un pequeño parque, con un bonito río y un gran puente suspendido (escenario para un par de monos).
El domingo comencé el viaje de regreso. Por la tarde salí de Cochin para Mumbai, donde llegué a las 11 de la noche. El lunes por la mañana salí para Nairobi, donde llegué después de más de seis horas de vuelo. Teníamos que salir a las 13 horas, pero el vuelo siguió acumulando retraso, y hacia la 15'30 nos hicieron bajar del avión. Saldremos mañana, martes, y finalmente llegue a Bangui a las 9 de la mañana.
Me encontré con los hermanos de hábito del Carmel, en Bangui, y el miércoles salí para Bozoum. Venía conmigo Gaetano Barbagallo, dentista, con su mujer Lucia, que en estos días trabajarán en nuestra clínica dental de Bozoum.
La carretera sigue estando cada vez peor. Salí de Bangui a las 5'30: casi ocho horas para menos de 400 kilómetros. Al comienzo del último tramo, en Bossemptele, vi las máquinas para reparar la carretera. Han estado paradas desde hace dos meses. En seis meses desde el comienzo de los trabajos se han arreglado menos de 13 kilómetros (una media mensual de 2'1 kilómetro, y de 70 metros al día).
En Bozoum se encuentra Enrique Massone, que en menos de un mes y medio ha construido gran parte de la nueva iglesita del poblado de Kpari. ¡Felicidades!
Couroupita guianensis















Kpari