Páginas vistas en total

viernes, 20 de julio de 2018

El Carmelo


Pedaggio per la manutenzione delle strade
Péage pour l'entretien routier


El Carmelo
Para los carmelitas, la figura de María tiene una importancia muy señalada. Cuando, alrededor del año 1200, algunos caballeros cruzados se retiraron a Palestina en el Monte Carmelo para dedicarse a la oración y a la escucha de la Palabra de Dios, para ellos fue natural elegir a María como modelo, Madre y hermana.
El domingo celebramos la fiesta en Bozoum. Veintinueve personas recibieron el escapulario, que es un trozo pequeño de lana que recuerda el hábito carmelitano, señal de consagración a María y de su protección.
Al fin de la mañana monté en el coche para acercarme a Bangui. Los 400 kilómetros de carretera están cada vez peor. Habrá unos 300 kilómetros de carretera asfaltada, pero siempre son más peligrosos porque están llenos de baches. Pero… cada 50 kilómetros hay que pagar el peaje para el mantenimiento de la carretera.
En Bangui la fiesta de la Virgen del Carmelo se celebra el lunes, el día exacto de la fiesta. Para nuestro convento es un gran acontecimiento. Por la mañana hay una larga procesión entre las palmeras y los árboles de la zona, mientras que por la tarde fue la misa solemne, presidida este año por don David Chartarse, secretario de la Nunciatura.
El lunes y el martes estaba comprometido con Cáritas para una sesión de formación e intercambio, en la que participaron los directores diocesanos. Por desgracia, uno de nosotros, el sacerdote Firmin, de Bambari, no estuvo presente: había sido asesinado por bandas armadas hacía un par de semanas.
El miércoles salí de Bangui, y volé hacia Camerún. Llegue alrededor de mediodía a Douala, y aquí logré comprar libros para nuestra escuela media y para el liceo San Agustín; es un gasto importante, pero es más importante aún que los alumnos puedan leer y estudiar seriamente.
A las 15 horas conseguir marchar con un autocar hacia Yaundé. Son alrededor de 270 kilómetros, pero nos llevan algo más de cinco horas y media para llegar. El tráfico en la ciudad es caótico, y la carretera es estrecha, con desviaciones y accidentes...
En Yaundé tuve un encuentro con los hermanos de hábito y Susana, la madre de Hipólito. El jueves por la mañana fui con ella para completar el dossier para hacer el Visado que le permita ir a Italia para estar un poco de tiempo con su hijo. Pero el camino es largo. Después de haber completado los documentos que faltaban, fuimos hacia a la oficina del Visado, pero a las 11'30 ya estaba cerrada, y en los números de teléfono indicados no respondía nadie. No nos quedaba más que esperar otra cita, que  será el próximo miércoles. Si todo va bien.

le strade...
les routes "entretenues"...


Festa al Carmelo

Riunione Caritas







Yaounde



No hay comentarios:

Publicar un comentario