Páginas vistas en total

viernes, 13 de octubre de 2017

Refugiados. 2




Refugiados. 2
El trabajo con los refugiados continúa. Su número es bastante estable, alrededor de 3.800 personas.
El "sistema" de las ONG y Agencias de las Naciones Unidas se ha revelado bastante eficaz, y comienzan a llegar las primeras respuestas, aunque con frecuencia esto lleva mucho tiempo para resolver todas el papeleo burocrático.
Precisamente por esto es por lo que, además de las medicinas compradas, el martes compramos también dos toneladas de arroz, que distribuimos rápidamente a más de setecientas familias.
Con la Cruz Roja, se ha abierto un pequeño dispensario, que se ocupa principalmente de los refugiados que llegan, presentándose con la carta de desplazado que habíamos preparado para todo núcleo familiar.
Justamente en estos momentos estamos recogiendo las inscripciones para las escuelas y esperamos poder abrir una escuela para los refugiados a partir del lunes.
La solidaridad ha sido muy alta, quizá también porque muchos tienen en el corazón lo vivido durante casi dos meses entre diciembre de 2013 y enero de 2014, cuando estaban refugiados aquí en la misión. También el domingo hubo un magnífico ofertorio, y el movimiento San Vicente llevó comida y jabón, que los distribuimos rápidamente.
La situación en Bocaranga sigue siendo mui incierta. Ha habido una operación militar por parte de los Cascos Azules, pero tememos que los rebeldes simplemente se han alejado algunos kilómetros, para volver después dentro de algunas semanas, cuando los Cascos Azules se vayan.
El sábado por la tarde llegó asimismo a Bozoum un contingente de Cascos Azules. Tuvimos mucho trabajo para convencer a la gente para que los aceptaran, porque temen que su presencia pueda ser el preludio a una ocupación de Bozoum por parte de los rebeldes...
El martes por la mañana bajé a Bangui para recoger a nuestro superior provincial P. Javier, y a la superiora de las Hermanas indias que están en Bouar, y que tienen la intención de abrir una casa en Bangui.
El jueves por la mañana salimos antes de las 5, para llegar a Bouar hacia la una. Después de haber dejado a las Hermanas, vuelvo por fin a Bozoum, después de 600 kilómetros de carretera y once horas de conducir.
i doni della San Vincenzo


il riso di Bozoum




p.Saverio e p.Federico




No hay comentarios:

Publicar un comentario