Páginas vistas en total

viernes, 27 de enero de 2017

Johannesburgo-Bangui-Bozoum



Johannesburgo-Bangui-Bozoum
Salimos el viernes por la tarde, mientras aún estaba en Johannesburgo, para ver las máquinas para la fabricación de los ladrillos.
Después de dos días bonitos de trabajo, el sábado Enrique y yo nos tomamos un día como turistas. En un buen tren ligero, fuimos por la ciudad que visitamos en autobús.
Es una ciudad muy variada, con muchísimo verde (millones de árboles plantados para disminuir el polvo de las minas de oro). Visitamos un bonito parque, sede del Zoo, al que van muchísimas familias para visitarlo y tomar un picnic. Atravesamos zonas muy bellas y significativas, como la plaza de Mahatma Gandhi, que aquí precisamente había comenzado su vida de abogado, junto con su lucha no violenta.
También visitamos el Mueso del Apartheid, que cuenta la triste historia de este país, pero también las luchas y la esperanza de muchas personas, entre las que destaca al gran Mandela.
Por la tarde nos acercamos al aeropuerto. Nuestro vuelo, previsto para el día 15 por la noche, fue anunciado con un retraso y, por fin salimos a las 2'30. De este modo también para la vuelta tuvimos que hacer una carrera para el aeropuerto de Nairobi para tomar el siguiente vuelo. Y así, a las 9 de la mañana, ya estábamos en Bangui, después de siete horas de vuelo (gracias a las diferencias de los husos horarios).
Por la tarde nos recogió don David, el secretario de la Nunciatura, que estaba de visita con algunos amigos, entre los que se encontraba la doctora Mariella Enoc, presidenta del hospital "Niño Jesús" de Roma, encargada por el papa Francisco para ayudar al Hospital Pediátrico y facilitar la vuelta de los refugiados.
El lunes por la mañana tenía algunas reuniones y hacia las 12 salí de Bangui y hacia las 18 horas estaba en Bozoum, después de los acostumbrados 400 kilómetros de baches, barreras, etc.
Durante la semana me he ocupado de diversas cosas. Hay que controlar el arroz que se produce en Bozoum, y que el PAM (Programa de Alimentación Mundial) quiere comprar para distribuirlo en las escuelas.
Pero hay un problema que me preocupa: la inseguridad: desde hace un par de semanas nos encontramos sin prefecto, sin vice prefecto, y los Cascos Azules han dejado la ciudad. Con frecuencia hay disparos, y los anti-balaka (ex rebeldes, claramente definidos ya como bandidos...) se mueven como verdaderos maestros. De este modo el miércoles los invité a una reunión, y nos juntamos unas veinte personas, entre los responsables del Consejo de Sabios, algunos jóvenes y algunos anti-balaka. Discutimos algunas cosas, y el objetivo era el de hacerles abandonar y construir un mínimo de convivencia civil para todos. ¡Esperemos!
El jueves otra reunión para hablar sobre la Feria Agrícola, A pesar de la inseguridad y del hecho de no poder hacer que vengan los productores de Bocaranga, Ndime y Ngaundaye (por no ponerlos en peligro), decidimos al fin hacer la Feria. Y el 4-5 de febrero será la gran Feria Agrícola, en su decimotercera edición.
Es una apuesta sobre el futuro, sobre el desarrollo y sobre el trabajo de tanta gente.


Gorilla

Il Re Leone... un po' stanco
Le Roi Lion (un peu fatigué)




Il monumento a Gandhi


Minusca à Bangui

Controllo dell'umidità del riso, prima della vendita
Controle de l'humidité du riz, avant la vente


Ginnastica per gli alunni della scuola di Alfabetizzazione




No hay comentarios:

Publicar un comentario