Páginas vistas en total

sábado, 9 de julio de 2016

Llegó el dentista. Y no solo








Llegó el dentista. Y no solo
Desde hace algunos años hemos abierto una Clínica Dental en Bozoum, gracias a la Asociación Amigos da Centro África. Varios dentistas se han alternado por algunos períodos, y después han elegido un joven enfermero, originario de la capital, Bangui, para que haga ese trabajo. Hemos hecho que estudie y haga prácticas, y ha estado con nosotros hasta octubre de 2013, cuando ha elegido marcharse porque temía que la situación del país degenerase.
Desde entonces la Clínica Dental ha estado cerrada. Pero en estos días hemos logrado abrirla. En Bouar, a 250 kilómetros, hay un voluntario italiano, Alberto Fariselli, que trabaja en otra misión. Le hemos invitado, y durante una semana ha estado extrayendo dientes, ha estado haciendo obturaciones, preparando prótesis... con mucha gente, feliz, también porque el dentista más cercano está en Bangui, a 400 kilómetros...
En estos días los trabajos de la iglesia siguen adelante. Hemos preparado la gran armadura del presbiterio: más de 31 metros. Por ahora una parte está preparada, y esperamos ponerla en su sitio la próxima semana
Me parece que os acordáis de Hipólito, un chico de Bozoum, que quedó paralizado de por vida en un accidente en la escuela. Desde hace alrededor de un año está en Italia, en Savona, donde es curado y se tiene cuidado de él. Hay dos noticias por parte de Manuela, la madre de  Savona que ha acogido a nuestro Hipólito:
Aquí estoy y, mientras espero ir a misa de San Pedro, te escribo dos cosas. Hipólito se porta muy bien, y precisamente por esto es querido por todos. Ha seguido los entrenamientos de esgrima también durante el mes de junio y ahora descansa por ser verano. En la escuela va bien; ha superado la prueba de italiano con una votación de 100 sobre 100, y es estimado por su educación, seriedad e inteligencia; los profesores han pedido un pequeño informe sobre su curriculum escolar para saber dónde pueden mandarlo el próximo año escolar, durante el que irá a la escuela por la tarde porque ya es mayor de edad y no puede estar en la escuela media normal. Durante el verano una amiga mía le dará algunas clases de matemáticas y con Alejandra profundizará en la gramática italiana. Su salud va muy bien: desde octubre no tiene fiebre y se ha robustecido, esta mañana en el hospital Santa Corona han programado una recuperación de 15 días, previsto para dentro de un par de meses, para hacer análisis más detallados sobre la situación de las vías urinarias, sobre la  postura, y sobre las ayudas que necesita, en primer lugar el coche de ruedas porque el que tiene es decididamente pequeño. Hoy se ha bañado por primera vez en el mar... Descubriendo de este modo que el agua es salada.
Dirás que, si está perfectamente ambientado, necesitará de algún amigo de su edad, pero al no ir a la escuela es un poco difícil; sin embargo, entre gimnasio, playa y todo lo demás esperamos que logre crear amistades fuera de la familia. Hasta pronto, Manuela.

Gracias a toda la familia (papá Fiorenzo, mamá Emanuela, y los hijos Alejandra y Daniel), la familia italiana de Hipólito.













No hay comentarios:

Publicar un comentario