Páginas vistas en total

sábado, 14 de mayo de 2016

Kilómetros cero





Kilómetros cero
Esta semana ha habido un milagro: he logrado quedarme en casa, en Bozoum, sin viajar.
Desde hacía tiempo eso no ocurría, y ha sido un placer.
El domingo llegaron nuestros siete novicios carmelitas. Normalmente viven en San Elías, cerca de Bouar, pero pasarán con nosotros esta semana. Es bonito ver un grupo de jóvenes que reza, trabaja, come y bromea.
He tenido tiempo esta semana para dedicarme a los exámenes de catecismo y, sobre todo, a los trabajos de la iglesia.
El proyecto de ampliación sigue avanzando, aunque con un poco despacio, bien por el hecho de mis ausencias, como por la falta de "maestros canteros-geómetras-albañiles", como Alexio Vada y Enrique Massone... Pero desde el lunes hemos comenzado por dentro de la iglesia, con la demolición de una parte del presbiterio  y hemos comenzando a construir el muro que para la sacristía y que hará de fondo del presbiterio en la iglesia.
Parece casi que hay que hacer excavaciones arqueológicas. Encontramos piedras, ladrillos y hasta tiras de metal aprovechadas de viejos bidones, que se habían usado en lugar de varillas de hierro como armadura...
La cuadrilla de albañiles, compuesta por unas diez personas, está trabajando muy intensamente, y espero que la zona de la sacristía esté terminada para dentro de un mes.
Mientras tanto, tendrán que llegar los cristales, para hacer las vidrieras. Espero que llegue asimismo algún albañil de Italia a echarnos una mano. ¿Conocéis a alguno?




 












No hay comentarios:

Publicar un comentario