Páginas vistas en total

viernes, 27 de mayo de 2016

Años y años...



La porta di una casa a Tataley
La porte d'une maison à Tataley
Años y años...
El lunes por la mañana, después de haber organizado la obra de la iglesia, marché hacia Bocaranga, a 125 kilómetros, donde llegué después de solo tres horas. Aquí saludé a sor Renata Dutto, que definitivamente se va para Italia, después de haber trabajado como comadrona, enfermera y responsable de los mal nutridos y de los ciegos en Ngaundaye durante cuarenta y ocho años.
Me senté a la mesa con los capuchinos de la Misión: el P. Cipriano, con 56 años en África, y el P. Valentín con 54... que, junto con sor Renata, entre los tres totalizan 158 años de servicio en Centro África. ¡Ánimo!
A primeras horas de la tarde tomé la carretera (o mejor, la pésima carretera) para Ndim.
Estoy aquí porque desde hace meses la situación es muy tensa. Algunos grupos armados se están reorganizando y creando alianzas peligrosas, bajo la mirada indiferente de los Cascos Azules y la ausencia de las autoridades del Estado. En estas últimas semanas la tensión ha subido, con grupos de es-Seleka hacia Koui, y la reacción de los antibalaka que, con frecuencia, se aprovechan del desorden para atacar a la población Mbororo (nómadas que viven de la cría de ganados) y robarles los animales.
Le tensión en estos últimos días: unos 200 Mbororo se han refugiado en la Misión, pero gracias a Dios hemos logrados que intervengan los Cascos Azules que  los han tomado bajo su protección.
En Ndim saludé al P. Robert, un capuchino polaco que desempeña un gran trabajo para impedir la tragedia, a las hermanas de la Misericordia, a la alcaldesa (una mujer valerosa), al jefe de los Cascos Azules y, sobre todo, a las familias Mbororo. Discutimos con ellos e intentamos hacerles reflexionar y de mantener encendida la esperanza.
El martes volvía a Bozoum, a tiempo para saludar al P. Norberto que marcha por un período de descanso a Italia.
El jueves por la mañana marché con el P. Enrique a Kosso, un pequeño poblado a 8 kilómetros de Bozoum (8 kilómetros y cuarenta minutos de coche...) Aquí, gracias a la generosidad de algunos amigos, estamos comenzando la construcción de una escuela elemental para los alrededor de 230 alumnos que por ahora siguen las clases bajo hangares de paja y madera...
Siempre  adelante

Sr Christina e Sr Renata Dutto

la strada tra Bocaranga e Ndim
La route entre Bocarnga et Ndim

Ndim: sr Mediatrice e il sindaco
Ndim: sr Médiatrice et Mme le Maire

Caschi Blu a Ndim









Alunni della scuola di Kosso
Elèves de l'école de Kosso

I lavori proseguono a Bozoum







No hay comentarios:

Publicar un comentario