Páginas vistas en total

sábado, 6 de junio de 2015

31 de mayo y después







31 de mayo y después
El  31 de mayo es, tradicionalmente, un día dedicado a la Virgen María, como conclusión de "su" mes. Y el domingo nos encontramos sobre el monte Talo, una colina que domina Bozoum, donde una estatua de la Virgen vigila la ciudad.
Somos muchos y el color dominante es el rojo. Porque la jornada es de la "Legión de María", un movimiento que de la devoción a María hace su punto focal.
Subimos al monte, y rápidamente aparece una vista sobre Bozoum, y rezamos juntos para que la Virgen continúe protegiendo la ciudad. Al fin de la misa unas cien personas hacen sus promesas ante la estatua de la Virgen: rezar y, sobre todo, imitar a María en el camino de la vida.
La situación en Bozoum es bastante estable, aunque no faltan momentos de tensión. Las escuelas están a punto de terminar el curso escolar, mientras tanto no se nota aún la presencia y un interés grande y serio por parte de las autoridades civiles y de los cascos azules de la MINUSCA...
El jueves y el viernes salí hacia el Norte. Son cuatrocientos cincuenta kilómetros de carretera bastante mala, unos cincuentas puentes peligrosos que pasar, un camión quemado por los bandidos hace algunas semanas, y no aparece ningún casco azul... es verdad que "solo" hay diez mil, es verdad; solo para la paga de los militares la ONU gasta algo parecido a 600.000 € al día, es verdad que están ocupados en otros sitios (pero, ¿dónde?!!!); pero sería bueno, especialmente para la gente, que se sintiera un poco más protegida...
En Ngaundaye participo en una reunión de los Comités Parroquiales Justicia y Paz y Cáritas, de los que soy responsable diocesano. La  confirmación es amarga: mucha tensión entre la gente, muchos episodios de violencia, con asesinatos por motivos poco más que fútiles; un tejido económico destruido, y el social casi aún peor. Los jóvenes justamente se dejan arrastrar por la violencia y por codicia del dinero, lanzándose a robos y violencias de toda clase. Y no parece que se haga algo y no se encuentra a nadie que diga una palabra o haga algo. Por esa razón escucho a estos jóvenes y adultos de Justicia y Paz y los animo a no desistir y a reaccionar siempre. Aunque un pequeño acto de resistencia puede ser fundamental para cambiar las cosas.









Le "danseus": la danza liturgica




le acconciature...
les coiffes....




Scendendo verso Bozoum
en descendant vers Bozoum







No hay comentarios:

Publicar un comentario