Páginas vistas en total

sábado, 30 de mayo de 2015

Domingo 24 de mayo: gran fiesta de Pentecostés.






Domingo 24 de mayo: gran fiesta de Pentecostés.
Celebramos la memoria del don del Espíritu Santo sobre María y los apóstoles. También en Bozoum... hubo una gran celebración, con mucha participación. Los catecúmenos recibieron el óleo, signo de la fuerza que Dios concede para el camino hacia el bautismo, y también celebramos un matrimonio. Es un matrimonio especial: un cristiano se casa con una musulmana. En este tiempo de tensión y de odio, es hermoso ver que hay gente que se arriesga a ir más allá y tiene el valor de hacer una elección tan hermosa.
La fiesta de Pentecostés, con el don de las lenguas, me trae a la memoria a las personas que me ayudan para las traducciones: Regina para el alemán, el P. Rafael para el inglés, El P. Juan para el español y Martín, Teresa y Ludmila para el checo. Gracias por vuestra disponibilidad.
Este tiempo, además de las primeras lluvias, es el tiempo de los mangos. Es un fruto muy bueno y una bendición para este tiempo, en el que comienza el trabajo de los campos y el alimento comienza a escasear. Es un árbol generoso y nos aprovechamos de él los adultos y los niños.
La antena de radio se eleva sobre la colina de las hermanas, y desde la altura de sus cincuenta metros transmitirá, esperamos, buenas noticias y ayudará a la gente a recibir informaciones y formación.
Durante esta semana comenzamos asimismo a distribuir los víveres PAM (una sección de la FAO, que se ocupa de la alimentación) en las escuelas de la zona: más de catorce mil niños de las escuelas elementales de unas sesenta escuelas recibirán arroz, judías, aceite y sal, que los ayudará a acudir con más asiduidad a la escuela.
En el quiosco se encuentra ya el nº 3 del periódico de Bozoum, "San Miguel", que podéis leer aquí (gratis): https://drive.google.com/file/d/0B8xHb5_hvSzRZEtZRjQ3c0sxM1k/view?usp=sharing
Y, para acabar, gracias a todos los que de un modo u otro me animan a seguir y han rezado por mí. El miércoles era el día de mi cumpleaños, y también el aniversario de mi ordenación sacerdotal.
Como se dice aquí: MERCI NA NZAPA (Gracias, Dios).
  aaa














No hay comentarios:

Publicar un comentario