Páginas vistas en total

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Preparados, camino y marchando





Preparados, camino y marchando
Después de la inauguración de la "Casa de la Paz", la reunión demanal del Comité de sabios, que tenemos los lunes a las 8 de la mañana, se ha desarrollado en la nueva sede.
Aquí he tenido la oportunidad de reunirme con quienes, en Bozoum, siguen trabajando por la paz y para evitar las tensiones y las violencias.
Al fin de la reunión salí para Bouar, a 250 kilómetros, donde he tenido algunas reuniones. En estos días parecía que la liberación del párroco de Baboua, el polaco Abbé Mathieu, fuera cuestión de horas, sin embargo, hasta ahora... nada. Y ya son cuatro semanas que fue secuestrado por los rebeldes.
El martes nos encontramos en reunión en Bouar con los hermanos carmelitas de Bouar (Yolé y San Elías), Baoro, Bozoum y Bangui, para un intercambio de reflexiones sobre nuestra vida de oración, y sobre el trabajo pastoral y vocacional.
El miércoles por la mañana nos pusimos de viaje a las 5'30 horas. Dos días antes, el P. Federico, al salir de Bangui, fue retenido por una de las numerosas barreras de los antibalaka, y recibió un bofetón. Nuestro viaje, era por eso un poco tenso. Pero, cuando, llegamos a la zona, solo encontramos una barrera... y ni siquiera nos han parado.
El jueves, de nuevo reuniones, separadas por cursos rápidos en la cocina para preparar un poco de pizza. Habíamos invitado a algunos militares, entre los que se encontraba el médico que me había curado hace algunos meses, pero no hemos podido ir porque algunos Seleka (que habían sido bloqueados y estaban bajo control en tres casetas desde hace algunos meses) han vuelto a las carreteras, y han bloqueado la circulación.
El viernes por la mañana marché, junto con el P. David Sollami (que trabaja para las Misiones en Arenzano), para Douala. en Camerún. En teoría por la tarde tendremos que volver a Yaoundé, la capital, pero el vuelo se ha anulado...  Salimos, pues, el sábado por la mañana para Yaoundé, la capital de Camerún. La niebla retarda el aterrizaje un cuarto de hora, pero, finalmente, en tierra encontramos a nuestros hermanos: fray Juan Bautista (camerunés) y el P. Domingo, italiano. Nos acompañan a su convento de Nikolbisson, donde encontramos a algunos jóvenes que están recibiendo formación. Entre ellos, se encuentran dos centroafricanos, fray Cristo y fray Rodrigue, que están aquí para completar los estudios de teología.
El día discurre velos entre encuentros, reuniones y visitas. Por la tarde pasamos a saludar a las monjas carmelitas, y después vamos al otro convento, al de Nkoabang. Hay mucho tráfico, pero también mucha expectación por un partido de fútbol entre Camerún y Congo...
Atravesar ciudades como Yaoundé y Douala y un país como Camerún hace que se crea en un poco de paz que permita una mejor calidad de vida y un mínimo de desarrollo...




Foto presa a bangui! Il progresso!
Vraie photo prise à Bangui... le progrès!


Il porto di Douala, in Cameroun
le port de Douala, au Cameroun

Il convento dei Carmelitani a Yaounde
Le couvent des Pères Carmes à Yaounde





No hay comentarios:

Publicar un comentario