Páginas vistas en total

domingo, 16 de marzo de 2014

Nubes y rayos de sol






La situación aún se mantiene muy frágil. En Bangui, la capital, se alternan momentos de violencias y disparos, con momentos de relativa tranquilidad.
También aquí, en Bozoum, después de algunas semanas de calma, algunos antibalaka (o mejor, delincuentes de la ciudad)  están a punto de entrar y han colocado barreras a la entrada y a la salida de Bozoum.
El viernes, al salir del coche, le pregunté a uno de ellos, que tenía menos de quince años, cuántos años tenía. Llegó un "jefe", ordenándole que no dijera nada. Me puse a reír y pregunté al "jefe" si tenía miedo...
El viernes y sábado estuve en Bouar para una reunión de Cáritas. Recorrí 250 kilómetros sin grandes problemas.
En Bouar, en Yolé, encontré al gran Enrique Massone que, como todos los años, a pesar de la guerra y de todo lo demás, ha venido para echarnos una mano. Está trabajando en la carretera de Yolé y terminando de construir un buen puente. Un gran trabajo, hecho también gracias a la financiación de los amigos de Praga, de la Asociación Siriri.
A la vuelta, pasé por Baoro, donde en la parroquia hay ahora algunos peuls, que terminan de llegar. Uno de ellos ha sido herido por los antibalaka.
En Bossentele, por el contrario, encuentro la población agitada, porque peuls, musulmanes y ex Seleka han atacado un poblado, hiriendo a algunas personas y quemando algunas casas...
La paz aún parece lejana...











No hay comentarios:

Publicar un comentario