Páginas vistas en total

viernes, 7 de febrero de 2014

Salidas y salidas...









Domingo 2 de febrero de 2014
Después de algunos días de calma, hacia las 14 horas, oímos tiros de armas de fuego.
Por la mañana, los militares cameruneses de la MISCA, mientras patrullaban por la ciudad, vieron un hombre con un fusil. Se le acercaron, pero el hombre disparó a un soldado de la MISCA y huyó.
Los militares preguntaron a la gente que les indicaran la residencia del hombre, pero, al no obtener respuesta, subieron a las personas a su blindado. Les preguntaron una a una en su base militar y las han dejado marcharse, sin encontrar al culpable (después llegaron dos mujeres, una con un brazo roto, que decían que las habían pegado los militares de la MISCA en el curso del interrogatorio... pero es imposible comprobarlo...).
Hacia las 15 horas bajo a la ciudad: hay mucha gente en la carretera. Voy a visitar a los militares de la MISCA, que me dan su versión. Al salir de la base, hay mucha gente que grita y que intenta que la MISCA se marche de Bozoum. Pretendo hacerles entrar en razón, pero no es fácil.
Paso un momento a visitar a los dos mil quinientos mussulmanes y Mbororo reagrupados en su sector y, a la vuelta, veo que han quemado neumáticos delante de la MISCA.
Hay disparos al aire por los soldados de la MISCA y, más tarde, en muchos lugares la gente quema más neumáticos.
Lunes 3 de febrero de 2014
Noche bastante tranquila, a pesar de los fuegos.
Las escuelas públicas están cerradas y un maestro y los alumnos de la escuela de la Misión católica son amenazados por un antibalaka, que son numerosos en la ciudad, con fusiles, machetes...
Hacia las 8 horas bajo a la ciudad; tenemos una reunión con la MISCA, OCHA y Médicos sin Frontera y, después, tenemos otra con cuatro jefes de los antibalaka...
Hay explicaciones, por una parte y por otra, y la discusión es buena y franca, pero, hacia las 9'30 tenemos que pararnos porque se oyen disparos...
En efecto, los antibalaka han atacado la zona donde están refugiados los dos mil quinientos musulmanes y Mbororo... A pesar de la protección de la MISCA (entre los que hay tres militares heridos), hay un muerto y catorce heridos, de los que uno está grave… Los heridos lo han sido con armas de fuego, machetes y también con granadas (hay una que está sin explotar...).
Hacia las 13 horas la situación parece más calmada y a las 15 voy a ver el lugar donde se encuentran los musulmanes...
Por la tarde ya no habrá más disparos... veremos.
Pero... a pesar de los disparos y el caos, hay también buenas noticias. Hipólito ha marchadoi desde Bozoum para Bangui. Hipólito, un niño que está paralizado para toda la vida desde ya hace casi cuatro años, necesita que le curen. Y finalmente hoy tenemos la posibilidad, por medio de Médicos sin Frontera, de enviarle en el avión de la Cruz Roja, que lo acompañará a Bangui, desde donde debería salir el sábado 8 de febrero para Bolonia (Italia)...

Jueves y viernes 6 y 7 de febrero de 2014
Gracias a la marcha (irresponsable) de los militares de la MISCA y a la falta de fuerzas del orden tenemos derecho a dos noches de disparos, que se repiten también durante el día...
El mercado está llenos de cosas, verduras y productos agrícolas, pero hay pocos que compren. La marcha de los musulmanes y de los peuls tendrá graves consecuencias. Ya los precios de los productos importados (jabón, carburante, aceite, sal, azúcar) han aumentado del 50 al 100%, mientras que la venta de los productos agrícolas se hace difícil, por falta de clientes.
Hay en la ciudad diez jóvenes con armas. Los llamo y, en alguna ocasión consigo que se marchen, otras veces su reacción es violenta: dicen que están armados para intimidar a los ladrones y a los saqueadores (con frecuencia son ellos mismos los ladrones...), o pretenden ser pagados (¿por quién y después de todo el saqueo que han hecho?).
Veo a tres personas en una moto, de las que dos están armadas con fusiles. Los paro, se lo echo en cara y luego les pregunto la edad. Uno me responde: catorce años. Les digo que se bajen y he confiscado sus palos...
El jueves por la mañana voy a 10 kilómetros, a Bata, a visitar las escuelas y llevarles comida... Seguimos adelante lentamente. Y a veces ni siquiera se sabe si vamos atrás o adelante. Es cierto, la ausencia de alguna autoridad civil o militar no hace las cosas más fáciles. La única solución, despertar la conciencia y la responsabilidad por parte de los habitantes...










No hay comentarios:

Publicar un comentario