Páginas vistas en total

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Accidentes de un recorrido..





.
 Ayer, domingo. fui a visitar a un enfermo en un barrio. En el camino de vuelta, las personas me llamaron para que viera a un joven de veinticinco años, que ha sido arrestado por la Seleka en Bocaranga por una cuestión de dinero (en el que no estaba envuelto), y después fue llevado a Bozoum. Los rebeldes le han tenido once días, atado y torturado: a causa del encontronazo, ha perdido un ojo y tiene paralizados los brazos y las manos... para conseguir sacarle y llevarlo al hospital, la familia ha tenido que pagar 90.000 f CFA.
Este lunes por la mañana, una madre, viuda de un pastor que ha perdido la vida hace poco por los disparos salvajes durante la fiesta del Ramadán (sufría de hipertensión) ha venido a pedirme que haga algo por su hijo. Tenía un fusil artesanal, lo ha entregado al jefe del barrio, pero ha sido arrestado, atado y torturado. También él ha perdido un ojo y sus brazos han quedado paralizados... La Seleka reclama 150.000 f. En este punto, he decidido ir a ver a la Seleka.
Después de llegar a la base, solo había un hombre armado. Las cárceles estaban llenas... He comenzado a preguntar cuándo acabarán de torturar a las personas y tenerlas en prisión... Han lleagado otros rebeldes, y he preguntado dónde estaba el jefe. Me han dicho que estaba en la casa de la otra parte de la carretera, donde reside "el coronel" de la Seleka. He ido allí. Estaba esperando cuando llegado otros de la Seleka, y me  han amenazado diciendo que me matarán.
El "coronel" llegó. Nos hemos sentado y hemos comenzado a hablar. He dicho que he venido por estos abusos, y he explicado lo que ha sucedido. Me ha dicho que es su trabajo. Yo le he dicho que no es su trabajo arrestar a las personas, y en particular, pegarlas . Me ha dicho que es militar, y puede hacer lo que quiera. Le he pedido la liberación al menos de un detenido, que estaba grave; me ha rechazado.
En ese momento llegó otro "coronel" (un tal Goni), gritando que él me hubiera matado. Yo no tenía derecho de venir a interceder por una persona arrestada. Me ha amenazado con una pistola, y después me ha dado un bofetón...
En ese momento me marché...
¿Cómo se puede? Cuando hay nueve barreras entre Bozoum y Bangui, y nueve entre Bozoum y Ngaundaye.
Cuando los rebeldes no respetan ninguna autoridad, ninguna ley...
¿Cuánto tiempo durará este infierno?



No hay comentarios:

Publicar un comentario