Páginas vistas en total

domingo, 2 de junio de 2013

LA VITA CONTINÚA







Esta semana han sucedido algunas cosas...
El miércoles, después de comer, salí para Bouar, a 250 km. A la salida de Bozoum, los rebeldes habían puesto una valla. Me preguntan, en sango, dónde voy. Respondo: ¡De paseo! Probablemente no me entiende y me dice: Ok, puede pasar...
En Bossemptele, a 85 km, otras dos vallas. En la primera, desplazan perezosamente la barrera. En la segunda, me preguntan: ¿Dónde va? Respondo: ¡De paseo! Se enfada y me pide la ORDEN DE MISIÓN ( un documento que certifica mi misión). Le digo: "Y el tuyo, ¿dónde está?". En efecto, no tienen ningún derecho (más que las armas que llevan) para parar a la gente.
Luego le explico que estoy haciendo mi trabajo, y él en (casi) francés me dice: " Je suis travaillé ici"... (que serías como decir; yo he trabajado aquí...).
Después abra la barrera y me deja pasar... El resto todo bien. En Bouar encuentro gente, y a los hermanos de la comunidad de San Elías y de Yolé. El jueves por la mañana, reunión con los miembros de los comités parroquiales JUSTICIA Y PAZ. Intercambiamos las informaciones, y las reflexiones sobre la situación. Próximamente queremos comenzar una serie de transmisiones en la radio para ayudar a la gente a reflexionar sobre la situación, sobre la democracia, sobre la sociedad...
El viernes es el 31 de mayo, fiesta de la Visitación de María a santa Isabel. Para la clausura del mes de mayo nos encontramos, después de comer, en el monte Talo, una colina que domina Bozoum. Celebramos aquí la misa, rezando por el país, y pidiendo a María que extienda su manto misericordiosa sobre toda la ciudad.
El sábado, por otra parte, los cristianos que trabajan para Justicia y Paz organizan un encuentro con los responsables de la Proveduría para los estudios y a los maestros estatales. Sobre setenta maestros, sesenta y seis han salido para una formación que en ocho meses ha hecho de ellos los "maestros". El problema es que no aún  no se les ha pagado, y muchos están ahora en la capital. Les pedimos que piensen en el futuro del país, en la situación de los niños y de las familias y, finalmente, aceptan abrir las escuelas.
Así mañana, lunes 3 de junio de 2013, esperamos que se consiga que abran las escuelas públicas, después de más de dos meses de pausa...


ÚLTIMA HORA…
Encuentros reconciliados
Hoy, después de comer, estaba yendo a un barrio a buscar a una enferma, cuando me dicen que los rebeldes han arrestado a un chico de la parroquia, Christian Mandaba. Es uno de de los responsables del Centro de Acogida de nuestra Cáritas parroquial, que ha abierto y funciona todos los domingos, para los pobres, huérfanos, viudas... Esta mañana una señora vino y trajo ropa que su marido había robado a un comerciante... rogándole que lo devolviera a su propietario. Christian la aceptó y la llevó al comerciante. Pero el comerciante dijo a los rebeldes que le arrestaran, porque quería saber quién le había robado...
Voy a lo del país y después de haber pasado por la casa de la enferma para llevarle los sacramentos, paso a lo de los rebeldes...…
Christian está fuera y se pregunta por qué le han arrestado. Me dicen que el comandante lo ha decidido así, y le han cogido e internado. Sigo allí...  gritan un poco, pero también grito yo, y digo que hasta que no lo pongan en libertad, no me voy... Rechazo  la silla que me ofrecen, y me siento encima del suelo de cemento... Para ellos es una ofensa grave. Discutimos un poco, después me siento en la silla (que, entre otras cosas, era incomodísima y de equilibrio inestable...).
Discutimos, discutimos, discutimos.
Llega el comandante... nos saludamos, y discutimos, discutimos, discutimos... De cuando de en cuando interviene alguno de los rebeldes más duros... pero poco a poco se llega a la conclusión. Le ponen en libertad...
Y yo me vuelco a pie a la Misión…
Por esta vez pase
 


  
















No hay comentarios:

Publicar un comentario