Páginas vistas en total

martes, 22 de mayo de 2012

Carreteras...

Perdón por el silencio ...
que a veces es una buena cosa!
No he dado señales de vida últimamente "debido a que la conexión, en las últimas semanas estaba muy débil y lenta, y  también porque yo estaba a menudo en la carretera, entre aquí, Bangui, y Ngaundaye y Bouar ...
Para Bangui, una parte del camino está pavimentado (aunque unos setenta kilómetros son como una mesa de billar: lleno de agujeros ...), y son 400 kilometros de pura terracería ...
Para Bouar. 250 km, incluyendo pedazos asfaltados y terracerías,.
Para Ngaundaye son 220 km de camino. Incluyendo baches, puentes rotos y caminos verdaderamente rudimentarios.


En Bangui, fui a algunas reuniones con mis superiores, otros comités y también para ver cómo conseguir una visa para algunas familias que deben asistir a la reunión general de las familias en Milán en junio.


Mientras tanto, el Dr. Parga, Vera Svobodova, continuó trab
ajando en nuestro Consultorio Dental de Bozoum. En 3 semanas ha visitado 538 niños en nuestras escuelas, y 96 otros adultos, y ... ha hecho extracciones, empastes y endodoncias. Una gran cantidad de trabajo que le literalmente, una sonrisa a muchas personas!

La semana pasada fui al lado opuesto, al norte, en una zona que era ocupada por los rebeldes hasta hace unos meses. Ahora es más tranquilo, y queremos ayudar a la gente a recuperar la confianza en la vida, mediante la distribución de semillas para la campaña agrícola: el maní, el mijo, el maíz y el frijol.
Más de 2000 familias que hemos identificado.
Fui a cada pueblo, donde podría reunirse con los líderes de las aldeas y los adultos, para explicar la importancia del trabajo y la agricultura, sobre todo como un elemento de pacificación y de arraigo en el pueblo.
En estos días, entre el 2 y 5 de mayo, un par de expertos técnicos en la agricultura van de pueblo en pueblo para hacer algo de entrenamiento "en las técnicas de cultivo.
El proyecto es apoyado por una ONG de Finlandia (FINN Cherch AID), que interviene por primera vez en África Central.

El 2 de mayo fui a Bouar, para acompañar a las tres personas de esta ONG que vinieron a ayudar a aclarar los procedimientos administrativos.
Aproveché la oportunidad para asistir a la reunión de directores de las escuelas católicas de nuestra diócesis, que proporcionan más de 13 000 niños de la escuela.

Un gran camino por recorrer y  también tantas semillas: Que Dios los bendiga y las haga germinar.


(traducido pour RAÚL DE ANDA, desde MÉXICO)

















No hay comentarios:

Publicar un comentario